Loader

  • La 16ª edición da protagonismo a los vinos monovarietales destacando más de 650 vinos elaborados al 100% con alguna de las 61 variedades viníferas diferentes que alcanzan 90,97 puntos y 14,19€ de media.
  • La guía Wine Up es la única del mundo que cata a ciegas bajo criterio de un solo catador, también es la que mayor descripción hace de los vinos catados.

 

Ya está disponible para su descarga gratuita la edición nº 16 de la guía de vinos monovarietales Wine Up! 2020 y anticipo de valoraciones de la guía 2021 con más de 1400 vinos procedentes de prácticamente todas las zonas productoras de España. Un ebook en formato PDF disponible para descarga libre en la web: www.wineup.es.

 

La edición nº 16 sigue contrastando la mejora de los vinos españoles en calidad y precio, que en la sección de vinos monovarietales alcanza los 14.19 euros y 90.97 puntos de media en los 650 vinos publicados y que han sido elaborados con 63 variedades viníferas diferentes, destacando el incremento de variedades minoritarias y autóctonas.

 

A estos 650 vinos se le suman los cerca de 800 de las valoraciones del adelanto de la edición 2021, entendiendo que para las bodegas es un argumento de venta necesario, más aún cuando obtienen altas puntuaciones. En este apartado (adelanto de la guía 2021) los vinos alcanzan los 14,51€ y 90,85 puntos de media.

 

En la editorial de Joaquín Parra, autor de la guía, destaca que la apuesta de futuro de muchas bodegas ubicadas en otras zonas diferentes a las 3R: Rioja, Ribera y Rueda, está en la recuperación y potenciación de variedades autóctonas minoritarias en muchos casos desconocidas. También constata como cada vez más enólogos apuestan por un “regreso al futuro” con la recuperación de tinajas de barro o cemento, otrora denostadas.

 

Con respecto a la situación actual provocada por la covid19, no ha obligado a cambios en la estrategia de la guía, pues desde su lanzamiento en 2013 tuvo claro que el soporte sería el digital y gratuito, de manera que posibilitara el acceso de la información y valoraciones con rigor a todo el mundo, siendo una guía consultada en España y en otros países que la toman como referencia para las importaciones de vino en función de sus puntuaciones, comentarios de cata y medallas a los mejores vinos de cada variedad. También a aquellos que superan los 90 puntos.

 

Los vinos y destilados son puntuados y comentados en sistema de cata ciega, siendo la única guía que cata a ciegas con una sola voz que valora todos los vinos. También es la única del mundo que hace una cata de los vinos en tres fases: Visual, Olfativa y Gustativa con un total de 13 parámetros.

 

Un libro electrónico con más de 7000 vínculos externos para ampliar información de las bodegas, vinos y también para el enoturismo con opción de reservas para visitas a bodegas o compras online.

 

Un año más todo preparado para la vendimia 2020 en el hemisferio norte. Desde Canarias hasta Navarra, semana tras semana se irán desenfundando las tijeras de vendimiar y las bodegas estarán preparadas para la cosecha más incierta de las últimas décadas, y no por la calidad de la uva, si no por los mercados y como están condicionados por la Covid19.

Vayamos al titular de este artículo: en 2020 la uva será de gran calidad a lo largo y ancho de España (y Europa). Da igual si el verano ha sido cálido o fresco, seco o con lluvias, si ha habido enfermedades o plagas en la viña: mildiu, oidio, mosquito verde de la vid, araña roja… da igual, una vez que arrancan las máquinas de vendimiar y se afilan las tijeras, la vid se resetea y la uva entra milagrosamente sana a la bodega.

Que decir si la producción es menor… potencia la calidad de la uva y si es mayor como en 2020 se prevé, las condiciones han sido formidables y la calidad de la uva es excelente.

No dejan de llegar a diario comunicados de prensa de las Denominaciones de Origen y organizaciones agrarias. Las bodegas, en este caso son mucho más cautas y se centran en lo importante, vendimiar y conseguir el mejor vino posible con las uvas que entran, sí que hacen, más por los gabinetes de prensa que por los propios enólogos, mención al arranque de la vendimia y las buenas perspectivas que hay.

Las vendimias nocturnas se venden como lo más de lo más, cuando solo es señal de que se vendimia con máquina (salvo alguna rara excepción). Fotos bucólicas de vendimia vendiendo «experiencias de enoturismo», cosa que cuando has vendimiado te hace gracia… para la foto está bien y no duelen los riñones, pero la cosa cambia cuando estás 9 horas con la cabeza debajo de la cintura, sobre todo en zonas de cepa baja como la mitad sur de España. Lo normal del viñedo en espaldera es vendimiar con máquina, aunque también hay excepciones.

una vez que arrancan las máquinas de vendimiar y se afilan las tijeras, la vid se resetea y la uva entra milagrosamente sana a la bodega

Volviendo a las circunstancias especiales de este 2020, habrá que ver si finalmente entra toda la uva en las bodegas, te recuerdo el llamamiento que hacía en el mes de abril para que las autoridades tomaran medidas en favor del sector: https://www.wineup.es/2020/04/s-o-s-el-sector-del-vino-necesita-medidas-que-lo-protejan-ante-la-crisis/

Es pronto para anticipar lo que realmente pasará, pero son varias las bodegas que han anunciado que no comprarán uva, al menos la misma cantidad de años anteriores.

Con un consumo en claro descenso y la incertidumbre provocada por la pandemia, se me antoja que la uva de menor calidad no tendrá cabida y sí toda la de calidad, pero a precios muy inferiores en comparación con años pasados.

Hay muchas hectáreas de vid que han tenido una vendimia en verde (subvencionada), esto seguro que hará ver a algunos viticultores que menos es más, menos cantidad es más calidad por norma general.

A todas estas circunstancias, hay que sumarle una más, los controles y protocolos sanitarios para evitar contagios entre los vendimiadores y los trabajadores de bodega. Además del riesgo evidente, hay que tener en cuenta el coste económico. Será una vendimia con muchos más gastos para todos y para la mayoría, menos ingresos.

 

No se han tomado suficientes medidas correctoras para evitar el colapso en las bodegas

Volviendo a la llamada de atención de abril para que se tomaran medidas en favor de los viticultores y bodegueros, que este artículo sirva para hacer una llamada sobre el consumo, que no se hunda porque entonces el problema llegará el próximo año, será «la puntilla» para miles de viticultores y cientos de bodegueros. Este año en muchos casos el precio de la uva no cubrirá los costes de producción, con una cosecha mayor que dejará las bodegas al 100% y un consumo mucho menor, llevará a las bodegas a endeudarse (para pagar la uva de este año) y a no coger un kilo de uva el próximo año.

A río revuelto, ganancia de pescadores

Ya lo dijo Merkel hace unos días: hay que beber más riesling en una campaña para defender el sector del vino Alemán, veremos que hacen nuestros políticos, pero me llama la atención ver una oferta en la cadena Lidl de un riesling semiseco alemán a 1,99€/botella. Hasta los Alemanes se están poniendo a precios imposibles. ¿se garantiza la trazabilidad de esa uva riesling?

La cuestión no es solo que digan que hay que beber más vino, es cuestión de que implementen medidas que ayuden realmente al sector y que fomente su consumo responsable, como no puede ser de otra forma y a precios que permitan la supervivencia de los viticultores y bodegueros.

Ya se sabe el viejo refrán: A río revuelto, ganancia de pescadores, y el río de vino este año es abundante y viene muy revuelto, veremos que medidas se toman para evitar una catástrofe.

Hay una medida que coyunturalmente podría ayudar al sector y es una bajada del IVA del 21 al 10%. Una bodega en quiebra no paga impuestos, ayudemos a evitarlo, considero que esta reducción impositiva sumada a otras medidas pueden ser la tabla de salvación para cientos de miles de familias y por lo tanto, del medio rural.

Tal vez esta vendimia, lo menos importante sea la calidad de la uva, veremos que nos depara el futuro.

 

©Joaquín Parra Wine Up!

Artículo original publicado en: https://www.wineup.es/2020/09/la-uva-en-2020-sera-como-todos-los-anos-de-gran-calidad-pero-este-ano-no-sera-lo-mas-importante/

LinkedIn: @wineup

Tw: @ecatas

In: @joaquinwineup

Fb: /guiadevino

 

 

El principal destilado de España es el Brandy, a la vez el más desconocido por las nuevas generaciones.

Hermano del cognac y armagnac, hasta los años 60 se hablaba (y vendía) como Coñac español. La AOC Cognac se hizo valer y lo prohibió reservando esta denominación a los destilados producidos en la región francesa de Charente. A partir de este momento en España se adopta oficialmente el nombre de BRANDY.

Chimenea de la antigua destilería Domecq en Tomelloso

En España se envejece brandy principalmente en el marco de Jerez (con o sin D.O.), El Penedés y Tomelloso (Ciudad Real). También encontramos marcas importantes e históricas en Murcia, Huelva y Palma de Mallorca. Podríamos decir que junto a Jerez, donde más tradición hay es en Penedés, aunque es en Tomelloso donde más se produce con diferencia, no en vano, en esta ciudad manchega tienen destilería las marcas más importantes del marco de Jerez: González Byass, Osborne y Domecq (ahora Bodegas Fundador). La historia y progreso económico de Tomelloso está ligada al destilado en el último siglo y medio. En los años 60 Tomelloso contaba con 40 destilerías.

Si te interesa ampliar información, pongo el link de esta historia única relacionado con el Brandy que es la de cómo Tomelloso supo sobreponerse a una crisis histórica de consumo/venta de vino que parte con la imposición de aranceles en Francia a final del siglo XIX por la recuperación del viñedo en el país vecino tras la filoxera: https://www.wineup.es/2020/03/de-una-crisis-se-sale-con-iniciativa-y-trabajo-el-ejemplo-lo-tenemos-en-la-historia-del-vino-en-tomelloso/

No es casualidad que en la comarca natural de La Mancha, entre las provincias de Ciudad Real y Albacete, se encuentre la mayor concentración de destilerías de vino: Tomelloso (5), Socuéllamos, Villarrobledo, Alcázar de San Juan o Daimiel. Es de lógica que esta comarca es la mayor productora de uva a nivel mundial con predominio de la uva AIRÉN.

Alambiques Charentais de González Byass (Brandy Lepanto)

El brandy se elabora mediante un proceso de destilación directa cuando se hace en columnas o doble destilación cuando se hace en alambiques de cobre bajo el método charentais. Las “holandas” son el corazón del destilado y no han de superar los 70º de alcohol. El “aguardiente de vino” va de los 70º a los 86º de alcohol. En ambos casos, pasarán a un proceso de envejecimiento, habitualmente en crianza dinámica, conocida como «criaderas y soleras». También puede ser de crianza estática como podemos encontrar alguno en el mercado: Mascaró Vintage 2006.

La legislación comunitaria marca un mínimo de crianza de 6 meses para denominarse “solera”. Con 12 meses de crianza será «solera reserva» y 36 meses de envejecimiento para que se pueda denominar «solera gran reserva». Se entiende que la crianza será siempre en barricas de roble.

Cuando la crianza es dinámica (lo habitual), la “saca” de la holanda se realiza de la barrica pegada al suelo, de ahí su nombre «solera». Esta se alimenta de las criaderas superiores. De esta forma habitual en el marco de jerez, se obtiene un producto homogéneo y con aromas muy peculiares que vienen aportados por esa «solera». La calidad y el tiempo de ésta determinarán el buqué, único en cada bodega.

Es un buen sustituto del Ron añejo si te gusta tomarlo con refrescos de cola o con naranja.

En España encontramos en el mercado brandy con soleras centenarias, si bien esto no quiere decir que ese brandy haya permanecido en la barrica 100 años de forma estática. La solera se habrá creado hace más de 100 años, 50 o 20… pero tiene una saca anual que va renovando, habitualmente con brandies ya envejecidos.

En Tomelloso encontramos unas holandas únicas datadas en 1912 con crianza estática propiedad de Destilerías ALTOSA. Un brandy que viene de la época dorada de las destilerías en Tomelloso que aún no está en el mercado. Cuando salga a la venta, será probablemente el brandy más exclusivo del mundo. He tenido la oportunidad de catarlo en varias ocasiones y de distintas barricas. Cada barrica es completamente diferente, lo que demuestra esa crianza estática y el misticismo del paso del tiempo en las bien llamadas «bebidas espirituosas».

El brandy ha acompañado y en ocasiones, apuntalado al sector del campo en España salvandolo de la ruina.

La única Denominación de Origen España es la D.O. Brandy de Jerez, si bien, esta no determina el origen de la materia prima (holanda) si no del proceso de envejecimiento, ya que las holandas han de permanecer en botas envinadas un mínimo de 3 años con Jerez (fino, oloroso, px, amontillado…). Ahí radica la singularidad de sus brandies.

Cueva de envejecimiento de Brandy. Destilerías Altosa (Tomelloso)

SU CONSUMO:

Si preferimos tomarlo solo, mejor en copa de balón grande, servido a una temperatura de entre 12-16ºC, aunque hay quien prefiere subir la temperatura calentando la copa con la mano.

Se puede beber frío añadiendo un par de cubitos de hielo. Personalmente no soy amigo de meter de brandy al congelador ni de beberlo en vaso de chupito.

Se trabaja en mixología con buenas aplicaciones. La D.O. Brandy de Jerez nos facilita una serie de ideas para su mezcla

Es un buen sustituto del Ron añejo si te gusta tomarlo con refrescos de cola o naranja acompañado con un twist de naranja o mandarina para aromatizar la mezcla.

color en el brandy

MARIDAJE/ARMONÍA

España no tiene hábito de bebidas de alta graduación como aperitivo, por lo que el brandy quedará siempre para la sobremesa, acompañando por afinidad con un buen chocolate negro o turrón. Si buscamos el contraste, también lo disfrutaremos con una tabla de quesos curados y azules.

Más color no significa más envejecimiento

 

 

CURIOSIDADES:

  • Para obtener un litro de brandy hay que destilar entre 4 y 6 lts. de vino. Dependerá del grado alcohólico de este, que principalmente es de la variedad Airén como indicaba anteriormente.
  • La Variedad Airén fue hasta hace 20 años la variedad de uva a más plantada en el mundo. Hoy se encuentra entre las 10 más plantadas. Es la variedad autóctona de Castilla-La Mancha donde actualmente hay unas 220.000 hectáreas en producción.
  • Brandy proviene de la palabra holandesa brandewijnvinoquemado’
  • En su origen, el “vino quemado” se hacía por cuestiones logísticas ya que facilitaban su traslado principalmente a los países bajos (de ahí el nombre de holandas). En destino, se rehidrataba con agua para recomponer lo que se supone, volvía a ser “vino”. Esta práctica quedó en desuso por razones obvias (el brandy envejecido estaba mejor sin aguar)
  • El destilado es blanco, translucido. El color lo toma de la oxidación a la que está expuesto durante la crianza en barricas. La legislación es muy laxa, sin marcar límites claros de adición de azúcares (principalmente caramelo) para hacerlo más fácil de beber y oscurecerlo, si bien, más color no significa más envejecimiento.
  • La marca “Peinado” de Tomelloso, fue la última en vestir en sus etiquetas “coñac español” por un acuerdo firmado con la AOC Coñac. Está por determinar si los sistemas de destilación se perfeccionaron en Tomelloso por los compradores franceses o jerezanos. A principio del siglo XX ya era uno de los principales destiladores el jerezano Domecq.
  • Tomelloso es la ciudad que mas vino destila a nivel mundial. Probablemente sea el que mayor capacidad de envejecimiento de holandas tiene. Es la despensa de grandes marcas pues no nos olvidemos que brandy es una denominación de producto, no de origen, por lo que cualquiera en el mundo puede embotellar con este nombre.

 

 

LOS PRODUCTORES DE BRANDY Y SUS MARCAS

Para este artículo se cataron 24 brandies buscando la singularidad de cada uno de ellos. No es habitual juntar tantas marcas y de tan diversos orígenes.

Empiezo jugando en casa. Vivo a 200 metros de una de las soleras con más historia de España: PEINADO.

PEINADO tiene su origen en 1820 aunque es a final del siglo XIX cuando empieza a destacar por sus destilados. Desconozco si hay otra empresa dedicada al vino-destilado con más antigüedad en Castilla-La Mancha. Si quieres lo mejor, te recomiendo PEINADO 100, pero con Peinado 20 disfrutaras de un brandy sedoso, intenso, con recuerdo a maderas viejas, laca, fondos terrosos. Un brandy seco que no oculta la esencia de una de las marcas de mayor prestigio.

SATIE de Socuéllamos. Es el más desconocido de todos los que pondré en la lista, tal vez por eso sea una de esas joyas que merece la pena descubrir. Nace sobre todo del conocimiento y la experiencia de unos profesionales y una destilería fundada en los años 60 en Socuéllamos. Recordarla es volver a mi infancia pues mi padre llevaba el mantenimiento de la calderería y allí he jugado mucho, también ayudado en el trabajo en mis años jóvenes. Satie es un brandy poco convencional, un blend de distintas añadas que se muestra sedoso, intenso. En cata ciega lo enfrentaría a muchos cognacs que multiplican su precio. (precio aprox. 60 euros).

MIGUEL ABAD SOLERA GRAN RESERVA 1912 de Soleras de Tomelloso es otra joya desconocida y muy limitada. Una de las familias con más tradición en Tomelloso que conserva una solera única y limitada a una sola bota, por lo que al año son apenas son unas decenas de botellas las que salen al mercado cada año. Su precio supera los 150€ botella. En boca destaco sedosidad, intenso, cálido y envolvente. Recuerdos de vainilla, pastelería, caramelo, muy persistente.

 

En el marco de JEREZ (con y sin D.O.) es donde se encuentran las principales y más reconocidas mundialmente marcas de Brandy

LEPANTO es una marca histórica de González Byass, una de las más emblemáticas e importantes en la historia del brandy. La bodega del “Tío Pepe” tiene otras marcas más conocidas pero sin duda esta es la enseña. Para este artículo me quedo con LEPANTO OV, un brandy solera gran reserva envejecido en botas de oloroso viejo. Un brandy sin máscaras que representa con fidelidad su origen. Sólo hay que ponerlo en copa para que fluyan los aromas de frutos secos, toques yodados y maderas viejas.

 

OSBORNE cuenta varios brandies conocidos y valorados como 1866. Es limpio, intenso, con recuerdo a laca de uñas, frutos secos y toques terrosos. En boca es sedoso, complejo y persistente. Otra enseña de la bodega de el Puerto de Santa María es Carlos I Imperial XO. Acogido a la D.O. Jerez se muestra más complejo, hay especias, almendra amarga y ese recuerdo típico de maderas viejas y toques terrosos. Oler la copa es rememorar el paseo por sus bodegas.

 

GRAN DUQUE DE ALBA ORO viene de otra histórica bodega jerezana: Williams Humbert. Más de 70 años de historia para la marca. Este brandy ha sido envejecido en botas envinadas con Palo Cortado. Destaco su color caoba con reflejos ámbar. En nariz diferente, toques de caramelo, también salino, vainilla y maderas viejas. En boca es pura seda, untuoso, recuerda torrefactos, fondos terrosos y maderas viejas.

 

MARQUÉS DEL REAL TESORO SOLERA GRAN RESERVA. Elaborado por JOSÉ ESTÉVEZ nos informa de una solera creada en 1897. Este brandy envejece una media de 20 años en botas de roble que han criado anteriormente amontillado. Color caoba pálido con reflejos ambarinos. Elegante nariz con recuerdo a frutos secos, vainilla y sutil recuerdo de caramelización. En boca carácter, punzante, vuelve el recuerdo de frutos secos, ese recuerdo a bota jerezana.

 

PUNTO AZUL PRESTIGE de Bodegas Yuste en Sanlúcar de Barrameda. La marca «punto azul» viene de las duelas de roble americano de mayor calidad procedentes de Costa Rica, que tradicionalmente marcaban con un punto azul. En vista intenso color caoba. En nariz destaca el recuerdo de vainilla, almendra amarga y avellana con un toque de caramelo. En boca es donde este brandy te atrapa, sedoso, untuoso, devuelve los recuerdos de nariz con persistencia.

 

TERRY PRIMERO SOLERA GRAN RESERVA y sus hermanos Terry 1900 o Centenario han sido una de las marcas más conocidas y vendidas de brandy en España. Lo que fuera Domecq es hoy conocido como Bodegas Fundador que a su vez forman parte del grupo Emperador. En Este brandy, el más exclusivo de la firma encontramos una nariz punzante con recuerdo a laca, pimienta y toques terrosos. En boca amable, ligero dulzor, con carácter y persistencia.

 

Destilería y sala de envejecimiento de Mascaró

En PENEDÉS también hay tradición de brandy si bien, debemos de ceñirnos al siglo XX.

MASCARÓ XO EGO La bodega (y soleras) se fundan en el año 1946 por la familia Mascaró de larga tradición en el comercio de vinos y alcoholes en el Penedés. A este brandy le sumo otra referencia que vio la luz en 2019, uno de los primeros brandies de añada en España: Mascaró Vintage 2006. XO Ego muestra un color caoba pálido. Intenso en nariz, laca, vainilla, barnices, almendra amarga, toques especiados (nuez moscada) sutil ahumado. En boca no deja indiferente, vuelven las especias con ligero picor y persistencia alta. Al final cacao y vainilla

JAIME I 30 AÑOS de Torres, uno de los mayores productores de brandy en España. Ha sido reconocido en más de una ocasión como mejor brandy del mundo. Junto a las otras referencias: Torres 20, 10 y 5 es una de las marcas de brandy más vendidas. De color caoba pálido con reflejos ámbar se muestra intenso en nariz, cargado de recuerdo de frutos secos, toques ahumados, pasas y dátil. En boca untuoso con cierto picor y matices especiados.

 

EL PALMAR – MURCIA

BRANDY CONSTITUCIÓN CADENA PLATA Destilerías Bernal tiene su fundación en 1889. Acumula grandes reconocimientos, como mejor brandy de la guía Wine Up! 2019. Su botella se sigue fabricando artesanalmente. Color caoba con reflejos yodo. En nariz cargado de matices, maderas viejas, vainilla, cacao y tabaco, intenso con sutil toque ahumado. En boca es pura seda, ligero picor que no estorba y en retrogusto devuelven toques ahumados de cigarro puro acompañado del caramelo y la vainilla.

 

PALMA (Mallorca)

SUAU 50 Bodegas Suau, no muy conocida en la península, es una de las marcas con más historia en España. Su origen es de mediados del siglo XIX y desde su fundación, se dedicó al noble arte del destilado tomando el brandy como su buque insignia. Bodega familiar que visité hace un tiempo y que me dejó uno gratos recuerdos además de buenos amigos. Suau 50 destaca por su finura y elegancia, evoca almendra amarga, avellana, caramelo y vainilla. En boca pura seda a la vez que muestra carácter y persistencia.

Sala de envejecimiento de Brandy Suau (Mallorca)

 

Joaquín Parra, Wine Up! ©2020

Artículo original publicado en:vhttps://www.wineup.es/2020/05/brandy-la-excelencia-de-los-destilados/

Twitter: @ecatas

Instagram: @joaquinwineup

LinkedIn: Wine Up

 

 

La ilustración Española y americana

De una crisis se sale con iniciativa, reinventándose, buscando formas diferentes que traigan progreso. Hace unos meses un amigo de Socuéllamos, Alfonso Montero me envió una publicación fechada en 1904 de LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA en la que habla de Tomelloso.

La publicación la tenemos al final de este artículo gracias a la generosidad de Alfonso y otros que como él dedican parte de su tiempo a buscar nuestros orígenes, lo que facilito en este texto es un resumen con algunas consideraciones. Lo entiendo como una foto del momento realizada por Enrique Serrano Fatitati (catedrático de física y química, ​ ingeniero​ y naturalista​ español), por lo que digo, interpreto y sumo algunos conocimientos de la zona contados en primera persona por mi madre y con referencias de mi abuelo, que como tantos viticultores de la comarca, tenían bodega. Sobre 50 años después llegaría el gran movimiento cooperativo cambiando para siempre nuestro tejido empresarial.

 

“Hay en España villas o aldeas con todo el aspecto externo de pueblos dormidos o muertos, y muchos elementos en su vida interior de las ciudades activas, adelantadas y ricas. Parece reflejarse en ellas algo del modo de ser de las construcciones islamitas, que tienen por fuera el aspecto de viejos caserones y son por dentro palacios maravillosamente decorados. […] El Tomelloso pudiera servir de espejo a su región.”

Así comienza el relato y continúa haciendo referencia, como si ya supiera lo que es la pirámide de Maslow, que una vez satisfechas las necesidades básicas, comienzan a florecer edificios para satisfacer las necesidades locales como escuelas y casinos ricamente amueblados.

Una evolución producto de la correcta organización del trabajo y relaciones económico-sociales que facilitaron el progreso y la transformación de sus industrias, que en este caso son referidas a la vitivinicultura inicialmente para pasar después a la industria del destilado.

El autor mira hacia atrás marcando como referencia el año 1886 en el que “El Tomelloso” contaba con once mil habitantes pasando en 15 años (1902) a dieciocho mil. Explica que esto es posible gracias a que la riqueza crece más deprisa que la población pasando de once millones de cepas a veinticinco millones de cepas, lo que supuso que de pequeñas bodegas se pasó a fábricas y almacenes.

Hoy no sabría determinar los millones de cepas ni hectáreas que se dedican a la viña, hay que tener en cuenta que término municipal de Tomelloso es muy pequeño y sus viticultores llegan a 30 kilómetros con sus explotaciones. Si sumamos la producción de todas las bodegas de Tomelloso, podríamos acercarnos a los 350 millones de kilos de uva de media.

“De la sencillez de la vida agrícola primitiva en campos de pan, llevar, muy plácida en la apariencia y muy miserable en el fondo, se ha pasado allí rápidamente, por la iniciativa fecunda de determinados individuos, a la agitación nerviosa de la industria.”

Deja Claro que esta transformación es gracias a familias con nombre propio que crean fábricas y transforman predios improductivos, valorando también a los que por el camino han encontrado la ruina.

Copiar del que lo hace bien, y en este caso en Tomelloso se acordaron procedimientos análogos a la “Rabassa morta” catalana, es decir, la cesión temporal de terrenos baldíos a labradores con la condición de plantarlos de viñedo y entregar parte de la producción al propietario, pasando finalmente a este, cuando la viña deja de ser productiva-rentable.

 

Como hoy entendemos muy bien, hace un siglo era decididamente necesaria la comunicación, por lo que se construyeron carreteras con las ciudades próximas que tenían estación de tren, estudiando por los principales fabricantes de alcohol y cosecheros de vino, la construcción de un ferrocarril de carácter agrícola, lo que llegó en 1914 en forma de ramal de conexión, habiéndose quedado fuera en la primera planificación de las redes ferroviarias de 1852. No puedo llegar a imaginar lo que hoy sería Tomelloso si desde el primer momento hubiera disfrutado de conexión ferroviaria.

Pasa a nombrar referentes locales en la producción de “vinos, alcoholes, aguardientes y coñacs”. Menciona entre otros a Juan Antonio Peinado como “Portaestandarte de las industrias alcohólicas” además de “el rico cosechero de Jerez, Sr. Domecq” así como otros nombres de destilerías ya desaparecidas. Otras que hoy son punteras como ALTOSA, ya en aquella época trabajaban como cosecheros y viticultores de éxito.

Hoy la familia López Montero es la única familia de Tomelloso que continúa con el noble arte de la destilación en la localidad. Además de esta familia, continúa la destilería de Domecq (hoy bodegas Fundador), Osborne y González Byass, las tres establecidas en Jerez.

“El polvo que envuelve las eras de las aldeas consagradas por completo al cultivo de las avenas, cebadas y trigos, se ha convertido ya en el Tomelloso en humo desprendido de las altas chimeneas”.

La gaceta continúa una semana después con fecha 8/09/1904 y título “Obras en el subsuelo y transformación de productos” en la que entra de lleno en la evolución de Tomelloso desde la perspectiva industrial.

“Dos cosas son admirables en El Tomelloso: un trabajo silencioso, tenaz, que no se revela al exterior; la transformación y perfeccionamiento de productos impuesta por las crisis que han llevado consigo los grandes acontecimientos nacionales”.

Con este texto nos introduce en la transformación de Tomelloso aprovechando la estructura del suelo y la “tosca” para construir cuevas donde instalan bodegas en las que los vinos se conservan frescos y a una temperatura constante, algo difícil de obtener en otras ciudades. Menciona como parte del trabajo diario consiste a horadar esas “modernas catacumbas ennoblecidas por la tenacidad y la constancia”. Sin duda, las cuevas de Tomelloso han sido imprescindibles para el desarrollo del sector local.

Transcribo dos párrafos que dan sentido a lo que hoy es Tomelloso y su importancia en el destilado.

“Los vinos de El Tomelloso, muy estimados en diferentes comarcas, tenían antes dos buenos mercados en Francia y en la isla de Cuba. La pérdida de las colonias les privó del segundo, y la ruptura en 1892 del tratado con la nación vecina, seguida de la elevación de las tarifas aduaneras, había limitado ya mucho el primero.

La producción actual se eleva por término medio a cuatrocientos veinte mil hectólitros anuales; y como sólo se exportan unos doscientos mil, ha sido necesario buscar salida a los restantes, destilándolos y convirtiéndolos en alcoholes de diversos tipos. Con esta transformación y cambio de rumbo de los negocios, se han revelado las grandes iniciativas de los directores del movimiento”.

Chimenea de la antigua destilería Domecq

El autor menciona la dificultad de llegar a transformar la industria, la importante inversión, el conocimiento para conseguir un buen destilado y luego venderlo. La transformación de los antiguos alambiques o alquitaras en aparatos de destilación con marca propia: Lavalle, Egrot, coffy… lo que les permite trabajar a gran escala. Menciona la capacidad de destilación de Domecq, superando las 5000 arrobas diarias (80000 litros) pudiendo competir con las grandes destilerías alemanas. Hoy la mencionada empresa Alcoholes Tomelloso, S.A., tiene una capacidad que multiplica por 10 esa cifra siendo difícil encontrar en el mundo otra con tal capacidad.

Menciona también a las otras familias de destiladores locales por su capacidad de producir calidad para elaborar “riquísimas mistelas y remontar los vinos generosos de más alto precio”. Algo que hoy continúa y sigue dando sentido al sector del destilado.

A Tomelloso también llegan máquinas de vapor para mover “pisadoras mecánicas”. La industrialización en el sector del vino, es un hecho.

Con respecto a la marca histórica de brandy “Peinado”, menciona la inteligencia de su fundador desarrollando la industria de los Coñacs, algo que por suerte ha llegado hasta nuestros días.

Décadas después, en 1968 llegaría otra industria importante para concentrar mosto, año en el que nace una empresa líder como es Mostos Españoles dirigida por los hermanos Ignacio y Carlos Martínez, en su momento con la finalidad de la fabricación de mistelas, hoy con múltiples usos en el sector del vino y de la alimentación.

 

La historia no siempre es como uno cree o como se la cuentan, para ello, si es posible, hay que leer que nos dejaron escrito los protagonistas del momento.

Ni Tomelloso ni La Mancha ha sido un gran productor de vino en la historia, nuestra zona ha sido eminentemente cerealista hasta bien entrado el siglo XIX como refleja este texto. Doy por hecho que como en otras zonas, la llegada de la filoxera a Francia nos hizo ver la oportunidad de negocio y transformar nuestros campos. Una vez que el país vecino recupera la capacidad productiva, se blinda con aranceles y nos encontramos con una producción que no consumimos.

embotelladores de Brandy

En muchas regiones se multiplicó hasta por 10 la extensión de viñedo en aquella época (último tercio del siglo XIX) para luego recuperar los cultivos tradicionales. En la comarca de La Mancha esto no ocurrió y para dar salida a los excedentes se desarrolló la industria del destilado, ayudados también por importantes marcas jerezanas que vieron la oportunidad de instalarse en Tomelloso para transformar aquí la materia prima y terminarla en Jerez, donde sí supieron trabajar la comercialización de producto terminado, la gran carencia histórica de nuestra tierra.

En pleno confinamiento por el covid-19, reflexiono sobre el camino que hemos de seguir, aprendiendo de nuestros antepasados, de lo bueno y lo malo, también aprendiendo de nuestros errores actuales para continuar la senda del éxito y salir reforzados.

Tal vez, cuando pasen 100 años alguien quiera saber lo que hoy somos, escribamos una página brillante en nuestra historia.

 

2020 ©Joaquín Parra Wine Up!

Artículo original: https://www.wineup.es/2020/03/respuestas-de-la-viticultura-ante-el-cambio-climatico/

LinkedIn: @wineup

Tw: @ecatas

In: @joaquinwineup

Fb: /guiadevino

 

 

 

Para descargar la gaceta, haga click en la imagen inferior.

 

 

 

PRE-REGISTRO EN TASTING ROOM

(PÚBLICO EN GENERAL)

PRE-REGISTRO EN SALÓN DE VINOS

(PROFESIONALES)

IR AL FORMULARIO

IR AL FORMULARIO